¿Qué tipos de paneles solares existen?

5/5 - (1 voto)

Los tipos más comunes de paneles solares domésticos son los paneles monocristalinos, los paneles policristalinos y los paneles solares de capa fina. Existen otros tipos de paneles solares en el mercado, pero estos tres son los más utilizados para fines domésticos.

Estos tres tipos de paneles solares producen electricidad a partir de la luz solar, pero es importante conocer sus principales diferencias.

Paneles solares monocristalinos

Cuatro células solares monocristalinas. Los paneles solares monocristalinos reciben su nombre porque están hechos de una sola pieza de silicio. Son conocidos como el tipo de panel solar más eficiente del mercado y se pueden identificar por su aspecto elegante y negro.

El material que se utiliza en su fabricación es el silicio monocristalino, que se corta en obleas. Esto permite que los electrones fluyan libremente, lo que da lugar a índices de alta eficiencia. Esto también hace que sea el tipo de panel solar doméstico más caro.

Ventajas:

Tienen los índices de eficiencia más altos, entre el 15 y el 20%.
Son eficientes en cuanto a espacio, gracias a sus altos índices de eficiencia.
Funcionan mejor con niveles bajos de luz solar que los paneles policristalinos.

Son las células solares de silicio más caras del mercado.?

El nivel de rendimiento se resiente a medida que aumenta la temperatura. Sin embargo, la pérdida sigue siendo menor en comparación con otros tipos de células solares.
Se producen más residuos durante la producción de paneles monocristalinos. Al cortar cada una de las cuatro caras de las células, el silicio inicial que se utilizó acaba siendo un residuo (que, sin embargo, puede utilizarse en la producción de paneles policristalinos).

Paneles solares policristalinos

Cuatro células solares policristalinas. Los paneles solares policristalinos se producen fundiendo varias piezas de silicio en moldes cuadrados, formando las células solares. Como hay varios cristales en cada célula solar, hay menos espacio para que los electrones se desplacen, lo que da lugar a un índice de eficiencia menor en comparación con las células monocristalinas.

Los paneles policristalinos son más fáciles de producir que los monocristalinos y, por tanto, también más baratos. Suelen tener un aspecto azul, en lugar del tono negro de los paneles monocristalinos.

Ventajas:

Son más baratos que sus homólogos monocristalinos.
Se producen menos residuos durante la producción.

Desventajas:

Los paneles policristalinos tienen una eficiencia energética inferior, del 13 al 16%.
Ocupan menos espacio que los paneles monocristalinos debido a su menor eficiencia energética. En otras palabras, se necesitan más paneles físicos para producir la misma cantidad de energía.
Tienen una vida útil más corta que los paneles monocristalinos, ya que son ligeramente menos tolerantes a los aumentos de temperatura. En la práctica, sin embargo, esta diferencia es mínima.

Reciclaje de paneles solares

Cuando los paneles solares monocristalinos o policristalinos llegan al final de su vida útil, estos paneles solares se reciclan. El 95% del vidrio, el 85% del silicio y todos los metales se reutilizan. Sin embargo, esto tiene un coste, ya que se utiliza un procesamiento térmico y químico a alta temperatura. Los paneles de capa fina también pueden reciclarse con un proceso industrial diferente.

Paneles solares de capa fina

Dos células solares de capa fina. Los paneles solares de capa fina son más fáciles de producir, ya que requieren menos material. Por ello, son el tipo de panel solar más barato del mercado. Los paneles solares de película fina se fabrican colocando películas de uno o más materiales fotovoltaicos sobre un sustrato y pueden convertirse en un panel flexible. Hay varios tipos de células de película fina, como las de silicio, cadmio y cobre.

Los paneles de película fina son los menos eficientes del mercado y los que requieren más espacio. Son más tolerantes a las altas temperaturas, por lo que son adecuados para los países más cálidos.

Ventajas:

Son el tipo de panel solar más barato que existe.
Pueden ser flexibles, por lo que están abiertos a nuevos tipos de aplicaciones, como la instalación de paneles solares en autocaravanas.
Toleran la temperatura.

Desventajas:

Son cuatro veces menos eficientes que los paneles monocristalinos.
La baja eficiencia energética también significa que son los que menos espacio ocupan.
Los paneles de capa fina suelen tener la vida útil más corta de los tres tipos.